El Director General Swing pide a Libia que los migrantes rescatados no sean detenidos


Date Publish: 
Friday, July 6, 2018
Publicado: 
07/06/18

Trípoli — William Lacy Swing, Director General de la OIM, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, ha solicitado a las autoridades de Libia que dejen de detener a los migrantes luego de haber sido interceptados por la Guardia Costera al momento en que intentan cruzar el Mediterráneo. La OIM procura asimismo acelerar el proceso de retorno voluntario de migrantes a sus países de origen.  

 “En mi encuentro con el Primer Ministro Fayez al-Sarraj pedí que los migrantes que son traídos de vuelta a la costa o rescatados por la Guardia Costera, no sean llevados a los centros de detención,” dijo el Embajador Swing. “Aquellos que desean volver a sus hogares deberían ser retornados voluntaria y rápidamente a sus países de origen en lugar de permanecer detenidos.”

Con el apoyo de la UE, Libia ha aumentado de forma dramática sus operaciones contra el tráfico de personas este año. La cifra de migrantes que han sido rescatados o interceptados por la Guardia Costera mientras se encuentran aún en las aguas territoriales de Libia ha aumentado en gran medida – hasta llegar a casi  4.000 en el mes pasado solamente. Pero todavía, debido a que los migrantes son enviados luego a centros de detención en los que son retenidos generalmente en condiciones de hacinamiento y con escaso monitoreo, las preocupaciones en torno a su bienestar se mantienen.

“Yo espero que este cambio de política se dé pues es sin duda particularmente cruel detener a los migrantes que se dirigen a Europa, en especial cuando no es necesario hacerlo,” agregó el Director General Swing.

El Embajador Swing le agradeció al Primer Ministro por considerar su respuesta tendiente a evitar la detención de los migrantes y de establecer centros separados destinados a mujeres y niños que también son detenidos.

También le agradeció al gobierno por establecer un grupo de trabajo en materia migratoria y concurrió a una de las  reuniones celebradas por este nuevo órgano el cual involucra a ministerios de gobierno relacionados y  organizaciones internacionales que se encuentran trabajando en Libia.

En su tercera visita a Libia desde el año 2017, Swing también solicitó del Primer Ministro de ese país Fayez Mustafa al-Sarraj que se construyan centros separados para mujeres y para niños, y que se implementen medidas destinadas a mantener juntas a todas las familias.    

Durante la visita de dos días a Libia, el Embajador Swing se reunió con migrantes rescatados que se encuentran detenidos. También tuvo una serie de reuniones con ministros pertenecientes al gobierno para dar impulso a su pedido en cuanto a mejorar las condiciones de la detención y para mejorar el acceso a los migrantes por parte de los 260 empleados de la OIM que trabajan en todo el país. Swing se reunió también con representantes de la UE y de la ONU y con otros diplomáticos acreditados que están preocupados por el impacto político y por el gran sufrimiento humano que deriva del hecho de que haya tantos migrantes traficados hacia Europa.

Si bien la economía basada en el petróleo de Libia ha disminuido mucho, el país sigue atrayendo a migrantes procedentes de toda África Sub-Sahariana y de Asia, que buscan empleo o que quieren ser traficados para poder de tal modo ingresar a Europa.

Las cifras de migrantes que llegaron a Europa por Libia este año han disminuido de forma significativa (cerca de 16.700 en comparación con los más de 85.000 durante la primera mitad del año pasado). Al mismo tiempo, más de 1.000 migrantes se han ahogado de forma trágica cuando intentaban el cruce a Europa este año. Desde mediados de junio, se estima que 489 migrantes se ahogaron en una serie de tragedias que ocurrieron cerca de la costa.

El Embajador Swing visitó el Centro de Detención de Tajura en donde la mayor parte de los migrantes que fueron rescatados el fin de semana están siendo retenidos. Allí habló con varios de ellos y observó las condiciones en las que se encuentran.

Un hombre de 25 años de edad procedente de África Occidental, que fue rescatado en el mar el domingo, perdió a su esposa y a tres niños cuando su atestada embarcación naufragó. El mencionado hombre había pasado varios años trabajando en una barbería en Libia pero decidió intentar llegar a Europa en donde fue secuestrado y amenazado, según relató a empleados de protección de la OIM.

En el centro, dos niños huérfanos desconsolados de 8 y 12 años de edad, de Sierra Leona, se acercaron al Embajador

Swing con lágrimas en sus ojos. La niña mayor le relató cómo su madre había perdido la vida dejándolos librados a su suerte en Libia. El equipo de la OIM en Libia se ha contactado con su familia y está procurando que los niños puedan reunirse con sus parientes.

Swing hizo repetidos pedidos en relación a mostrar compasión hacia los migrantes a la par que ponderó las acciones de la Guardia Costera en pos de salvar vidas humanas.

Fue la tercera visita del Embajador Swing a Libia desde el año 2016 y se trató del primer funcionario de alto rango que visitó Libia desde la caída de Gadaffi en 2011. El país, de gran riqueza petrolera, ha dependido por mucho tiempo de las cualificaciones de los migrantes para poder mantener su economía activa, si bien muchos migrantes que buscan llegar a Europa son explotados de manera terrible.

Diecisiete centros de detención esparcidos en todo Libia siguen estando operativos, una disminución respecto de los 54 que existían el año pasado. Existe supervisión por parte del gobierno en alguno de ellos, pero la misma está muy lejos de ser integral.  En algunos de tales centros, se ha informado acerca de abusos a los derechos humanos de los migrantes.