El Organismo de las Naciones Unidas para la Migración actualiza los datos sobre los flujos migratorios


Date Publish: 
Saturday, July 28, 2018

Publicado: 10/02/2018

Temas: Emergencias humanitarias, Migrantes desaparecidos

Madrid – OIM, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, informó que hasta el viernes 28/09/2018 el número de migrantes que han llegado por tierra y por mar en los primeros nueve meses de este año ha superado el total de llegadas de los años 2015, 2016 y 2017 juntos, pero señaló que a pesar de este gran número de llegadas la situación sigue siendo controlable

Las llegadas migratorias a España a través de las rutas del Mediterráneo occidental y de África occidental han alcanzado un total de 36.654 este año. Otros 4.820 migrantes llegaron por tierra a los enclaves españoles de Ceuta y Melilla.

Este año, las llegadas por vía marítima a España representan el 45% del total de personas que emigraron a través del Mediterráneo, debido al reducido número de migrantes que llegan a Italia y a Grecia por mar.

Las llegadas a las Islas Canarias también han aumentado este año (611) comparado con el año anterior (144). Sin embargo, la OIM no valora si este aumento significa que la ruta anterior se ha reactivado significativamente. En 2006, más de 35,000 migrantes llegaron a las Islas Canarias por mar.

Teniendo en cuenta el contexto dinámico de la migración, la Jefa de Misión de la OIM en España, María Jesús Herrera, señaló que las autoridades españolas y los colaboradores sobre el terreno han hecho grandes avances para mejorar la recepción y la gestión de los migrantes que llegan. «No vemos que en España se esté produciendo una situación de Emergencia. Aunque esta situación es propensa a presiones cuando las llegadas son más grandes de lo normal, permanece bajo control», afirmó Herrera.

«Como siempre, la atención no debe centrarse en las cifras, sino en las necesidades individuales y en las razones por las cuales los migrantes siguen siendo obligados a migrar de manera irregular. Con canales para la migración legal más adecuados y vías complementarias para los refugiados habría menos cruces irregulares, muertes y operaciones de contrabando», añadió.

Este verano, las autoridades españolas establecieron dos centros temporales en Andalucía, que  están actualmente operativos. Los centros se establecieron para mejorar la gestión de los flujos de entrada, lo que permite a las autoridades registrar a los inmigrantes recién llegados antes de redirigirlos a los centros de acogida para recibir más atención.

Mientras que España gestiona la mayoría de los migrantes que llegan a Europa, ha habido un fuerte descenso de llegadas a través del Mediterráneo, en especial el caso de Italia, que ha registrado la mayor bajada.

El Director Regional de la OIM para la UE, Noruega y Suiza, Eugenio Ambrosi, anima a la Unión Europea (UE) para aprovechar esta oportunidad de descensos en las llegadas migratorias y dejar atrás el enfoque de «crisis» y trabajar juntos más allá de las fronteras y las líneas políticas.

«Las cifras disminuyen, pero las necesidades siguen siendo elevadas, no solo por los que mueren y corren un riesgo cada vez mayor de perder la vida en el mar, sino también por la situación dentro de la UE. Los migrantes, los refugiados y las comunidades a las que llegan necesitan la misma atención», dijo Ambrosi. «Necesitamos trabajar para la cohesión, la cooperación y la solidaridad a todos los niveles, desde el momento en el que un barco se encuentra en peligro, hasta el desembarque, la recepción, la reubicación, el retorno, la integración y la cohesión social".

En la actualidad, la OIM en España está realizando entrevistas con migrantes recién llegados como parte de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM (Displacement Tracking Matrix) para tener un mejor conocimiento sobre los movimientos, los perfiles y las necesidades de quienes llegan a España. La OIM también tiene puesto en marcha el proyecto de empoderamiento y orientación para jóvenes migrantes TANDEM financiado por la UE, proyectos de integración de migrantes y trabajo en los ámbitos de la lucha contra la trata, la reubicación y el reasentamiento de refugiados.